Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

Un mundo aparte

Capturado por el Comisariado del pueblo para asuntos internos de la URSS, la NKVD, al intentar cruzar la frontera hacia Lituania al noreste de Polonia, Gustaw Herling-Grudziński pasaría dos años en el campo de trabajos forzados de Kárgopol, al norte de Rusia. Contaba tan solo con 22 años cuando fue acusado de espionaje porque su apellido se parecía al de un coronel del ejército nazi. Qué importancia tiene la acusación cuando hay que cumplir cuotas de contrarrevolucionarios en prisión o muertos, da igual. Lo cierto era que quería unirse a los grupos que combatían el ejército alemán. Para ese entonces la natural connivencia del comunismo y el nazismo selló cualquier grieta en los muros totalitarios.
El espanto que viviría este periodista de 1940 a 1942, cuando fue liberado, quedaría recogido en uno de los libros más conmovedores, estremecedores y hermosos —en la auscultación del alma humana— que se han escrito sobre el Gulag soviético. Un mundo aparte (Libros del Asteroide, 2012), es la …

Entradas más recientes

Para combatir esta era

Nobleza de espíritu

Una casa junto al Tragadero

Don Camaleón